shutterstock_140063311

Esto es justo lo que usted NO desea. Los siguientes son ejemplos graciosos que serían un desastre si sucedieran en su trabajo. Por ello venga con Tlatolli y evítelos a toda costa.

Envíenos los errores de traducción qué usted encuentre graciosa.

Clairol introdujo su desodorante “Mist” en Alemania, pero resulta que en el caló de dicho país “mist” significa “estiércol”. Por supuesto no mucha gente utiliza el desodorante con dicho aroma.

Electrolux empresa escandinava fabricante de máquinas aspiradoras utilizó la siguiente frase publicitaria para promover sus máquinas en Estados Unidos: Nothing sucks like an Electrolux (Nada chupa como Electrolux).

La frase publicitaria de Kentucky Fried Chicken “para chuparse los dedos” quedó traducida en China como “para comerse los dedos”.

Cuando Gerber inició la venta de alimentos procesados en África, utilizó el mismo tipo de envase que en Estados Unidos, ustedes lo recuerdan aquél que tenía al bebé lindo de tez rosada en la etiqueta de presentación. Posteriormente se percató que en dicho continente las empresas ponían imágenes del contenido en las etiquetas de los productos ya que mucha de la población no sabía leer inglés.

Colgate introdujo en Francia una pasta dental llamada Cue, título de una revista pornográfica muy célebre.

En Estados Unidos un comercializador de camisetas en Miami imprimió prendas para el mercado de habla hispana en aquél país, para promover la visita papal. Sin embargo, en lugar de decir “Yo vi al Papa” decía “Yo vi la papa”.

-extractos provenientes de distintas listas de correos electrónicos